“Educando en Redes”

Cuando se habla de Educar en Redes en la Educación tradicional parece ser que hablamos de una utopía o de una quimera imposible de hacer realidad. ¿Cómo usarlas como herramienta de aprendizaje si la mayoría de los colegios las tienen bloqueadas?

La gran paradoja que de la misma forma en que negamos su uso, las criticamos porque pensamos que sólo se orientan a la sobre exposición, a la crítica, la polémica innecesaria y múltiples razones para simplemente justificar nuestra decisión. Nuestro alumno que navegan,  conectados todo el día,  entre redes debe vivir la experiencia de que para “aprender” simplemente no puede usarlas. Las mismas redes con las que fuera de su espacio tradicional, organizan, crean, innovan, se informan, debaten, comparten.

¿No sería lógico utilizar toda esa energía creativa, experiencia adquirida y usarla como herramienta pedagógica para generar un aprendizaje más lúdico, entretenido y cercano?

Desde hace años uso redes sociales como herramienta de aprendizaje, no sólo con mis alumnos sino que también con sus padres. Sin abanderizarme con alguna en particular, las uso para diferentes objetivos:

Generar comunicación fluida , constante y pro activa, de tal manera que los padres sepan como trabajamos en el colegio, puedan aportar , criticar , reconocer la labor docente.

 Crear lazos y cercanía con los alumnos: saludar, comentar, entregar mensajes positivos, energía pro activa, suma y generar conexiones emocionales que apoyan la labor docente.

 Monitorear el aprendizaje: Al crear distintas actividades como pueden ser debates, trabajos grupales, ejercicios que repasen contenidos impartidos, se logra identificar en el proceso, falencias, errores o dudas, antes de ser evaluadas, por ende hace posible cambiar estrategias y reorientar la actividad pedagógica.

Potenciar las potencialidades y habilidades innatas de mis alumnos: como las redes posibilitan un trabajo personalizado, es más fácil reconocer los hobbies, sueños, metas personales de los alumnos, a partir de ellos, orientarlos , motivarlos y conectarlos con otros jóvenes que estén innovando en la misma área que les interesen.

Disminuir la ansiedad y stress al rendir pruebas o test : suelo valorar positivamente la participación de los alumnos, de manera libre les permito ir construyendo su propia evaluación, con porcentajes por participación, colaboración, dejamos atrás el alumno pasivo y construimos un agente activo , gestor de su propio camino.

Fomentar la solidaridad y el compromiso social: no sólo participando de campañas sino que también creando las propias, liderando, ejerciendo responsablemente su papel en la sociedad que desean vivir.

 Reconocer el líder que todo niño posee: las redes sociales permiten no sólo estar informado continuamente sino que también liderar cambios reales en nuestra sociedad , ejerciendo una visión crítica, pero constructiva, de las necesidades que esta posee, proponer, participar y colaborar en sus soluciones.

Es profundamente alentador observar como alumnos que en algún momento tenían bajos resultados ahora se superan en dos hasta tres puntos sus calificaciones finales, pasen de observadores a actores principales, de una sociedad comprometida y colaborativa.

 ¡Educar en redes, una gran oportunidad para aprender a aprender!

 

 

Anuncios

Nativos digitales: grandes aliados educativos

Una de las ventajas comparativas que presentan los Nativos Digitales para el sistema educativo, está en la crítica que hacen al sistema y la creación constantes de nuevas instancias de aprendizaje a partir de su propia experticia.

Acostumbrados a contrastar información,  investigar  y buscar sus propias fuentes, son activos y comprometidos  “actores de aprendizaje “. ¿Cómo incorporarlos eficientemente?

Existen varias vías de acercamiento. En mi caso han sido exitosas:

1.- Creación de un blog comunitario, suelo usar wordpress, permitiendo que mis alumnos puedan libremente levantar comentarios, los que son validados por sus compañeros.

2.- Creación de un canal Youtube personalizado: donde se suben videos interesantes que se encuentran en la web y las creaciones originales de ellos. No sólo aprenden de manera entretenida sino que también generamos un aprendizaje colaborativo.

3.-Generar un directorio digital de fuentes confiables: Uno de los grandes desafíos de los educadores está en como guiar, orientar a nuestros alumnos en la gigantesca nube de conocimientos, imágenes, videos que se crean continuamente. En base al trabajo diario recomiendo ir armando por contenidos, directorios de fuentes creíbles, obviamente nacen de la discusión y debate con nuestros alumnos, validando con las bases el uso o no de un recurso, potenciamos la capacidad de seleccionar contenidos y crear otros válidos.

4.- Uso de redes sociales en el proceso de aprendizaje: Sea la red que elijan, Twitter, Facebook, Tuenti, Pinterest, Instagram, lo fundamental es la interacción constante con nuestros alumnos y apoderados (suelo incorporarlos siempre), a través de :

Bitácoras de aprendizaje donde estoy publicando imágenes introductorias, avances de videos que veremos en clases, preguntas anticipatorias del estudio, lo esencial es capturar su atención y motivación.

Feedback constante: a lo largo del proceso de aprendizaje, ir contrastando lo que van entendiendo, así reconozco errores y voy reformulando estrategias continuamente, el objetivo central, que todos aprendan y logren llegar a la meta.

Auto evaluación  :  Subir a la red test de auto evaluación para que libremente puedan medir su aprendizaje, sin la preocupación que muchos tienen de exponer sus errores en público. Fortalecemos la autoestima de los que el sistema tradicional estigmatiza como “malos alumnos” (personalmente creo que existen alumnos desmotivados, nunca malos para algo), rompemos el esquema y generamos  alumnos confiados, con excelentes resultados. Al cabo de años de utilizarlas en el aprendizaje, he visto alumnos pasar de promedios 3.8 a 6.0.

¡Los Nativos Digitales son aliados naturales del Educador, sólo démosles el espacio para que creen ¡

!Educando a través de las redes sociales¡

Hace días conversando con una excelente y experimentada profesora, me expresaba sus dudas sobre si el uso de “las redes sociales”  era beneficioso para el aprendizaje de los niños y si por el contrario los “exponía”  y generaba una falta de concentración en el trabajo diario.

Le respondí que las redes sociales así como toda herramienta educativa, depende de la finalidad  y objetivo con la que se utilicen.

Como sabe que soy una ferviente defensora de ellas,  le explique los beneficios que para mí significaba ocuparlas en el aprendizaje de mis alumnos. Me ha permitido:

1.- Ingresar a un mundo donde ellos, se comunican, crean, debaten, generar contenidos. Pasar a ser un referente,  la profesora bloguera, la “Miss Twitter” , generando una cercanía siempre positiva. Se comparten códigos, un vocabulario que nos une y que nos permite comunicarnos constantemente.

2.-  Al generar un referente se puede orientar en el uso de las redes, dependiendo de las habilidades innatas de nuestros alumnos, Instagram si aman la fotografía, Pinterest si les encanta el arte, crear diarios murales digitales, Twitter si les fascina estar siempre comunicados ( por nombrar algunos) en base a su elección orientarlos, conectarlos con referentes a nivel mundial que los motiven a seguir su propios caminos de creatividad e innovación.

3.- Generar un trabajo personalizado, en base a los tiempos individuales de nuestros alumnos. Usar redes sociales permite  generar un aprendizaje continuo, donde podemos diagnosticar habilidades y competencias iniciales, evaluar formativamente  a lo largo del proceso, corregir si existen dudas o contenidos no internalizados y finalmente posibilitar que todos los alumnos logren los objetivos planteados.  Se rompe la conocido falacia que siempre existirán alumnos aventajados y otros más lentos o que pueden fracasar, todos aprenden a su ritmo y por ende  todos llegan a la meta.

4.-  Crear una sala sin límites geográficos, las redes sociales permiten aprender en todas las instancias, en todos los momentos. Cada día que entro a clases siempre hay un alumno que me felicita o critica, aporta sobre los debates o comentarios que realice en mis redes, lo que nos da un espacio genial para educar. Como siempre les digo: opina con respeto, nunca deslegitimes, de todas las personas tienes algo que aprender, contrasta fuentes, siempre un hecho tiene varias versiones, fundamenta tus ideas, participa de campañas que aporten, siempre es fácil criticar lo importante es aportar con ideas.

5.- Dar el espacio  para que nuestros alumnos co creen, participen. Siempre que inicio una nueva unidad temática, les doy la oportunidad de aportar, les introduzco el contenido y les permito que no sólo investiguen sino que cada uno de ellos genere un nuevo camino de aprendizaje. Con la libertad de que usen las herramientas que les acomode y que luego compartan con los demás. Al final de cuenta el “todo” es mucho mayor del que entregaría  un texto de estudio, es el producto de la colaboratividad,  más que la suma de las partes.

6.-  Compartir con los padres, profesores las habilidades que nuestros alumnos desarrollan continuamente a través del uso de esta nueva forma de comunicarse, capacidad de  síntesis,  integración, generación  de contenidos nuevos y  diversos, capacidad de utilizar deferentes medios en forma simultanea, comunicación multidireccional.

¡Que duda existe que los mayores choques generacionales se dan porque se usan léxicos distintos!

Existen innumerables beneficios del uso de las redes, sin embargo los anteriores son interesantes de compartir, porque son fruto del trabajo diario, con alumnos de sexto a cuarto medio. Al final de cuentas, la beneficiada número uno ha sido la profesora, que mejor que educar y aprender en el espacio donde los nativos digitales se sienten más cómodos, siendo una más entre iguales, que desea aprender, crear y generar puentes de acercamiento entre mundos que se complementan y potencian.

¡Redes sociales, una eficaz herramienta educativa!

 

 

¡Twitter educación: Una comunidad de aprendizaje!

 

Si observamos la Educación tradicional, encontraremos 4 grandes actores que participan en ella: alumnos, profesores, padres y comunidad educativa (directores, auxiliares, ministerio, etc.)

La mayor interacción se da en alumnos y profesores, un trabajo diario, donde los padres son citados a reuniones personalizadas o comunitarias, cuando participan de actos a fin de año o fin de semestre (entrega de notas), deseosos de participar, la mayoría de los colegios los excluye del “proceso aprendizaje”.

¿Pero que pasaría si los incluyéramos, de la misma manera que lo hacemos con sus hijos? Encontraríamos un nuevo agente educativo, comprometido con el desarrollo, crecimiento de los alumnos, un agente pro activo y profundamente positivo para el proceso de aprendizaje.

Desde que uso twitter como herramienta educativa, invito a los padres y apoderados a participar de la comunidad, a debatir, compartir, generar nuevos contenidos, en suma a ser un integrante más.

Busco aunar criterios, compartir valores y metas, objetivos individuales y comunitarios, potenciando  el crecimiento de los alumnos, sus padres, profesores, colegio y la comunidad que nos rodea.

El aporte transversal de cada uno de los actores educativos en una misma plataforma digital, trae  un enriquecimiento mutuo, compartir el trabajo diario, las dificultades, las metas, los conocimientos, los sueños, comprueba que en la “Twitter Comunidad” no existe  “la falta de tiempo” o tampoco el desconocer el trabajo diario de los profesores, al revés se genera una cercanía, conocimiento mutuo, valorización del trabajo docente y del aporte paterno, los más  beneficiados son los alumnos.

Publicar en la “Comunidad Twitter” ,  los contenidos, actividades, generar debates, enviar  pruebas formativas para monitorear constantemente el aprendizaje, aceptar y valorar el material educativo entregado por los padres, apoderados y alumnos. Incluso llegando a generar trabajos donde los padres participan activamente. Hace años, invite a los padres a trabajar junto a sus hijos en un proyecto que buscaba reconocer las raíces históricas de las familias de cada alumno de un curso básico, en la sala estaban padres y sus hijos, rememorando sus antepasados, fue una instancia mágica, todavía recordada por sus participantes.

Twitter permite generar una comunidad que se retroalimenta continuamente , que comparte horizontalmente información, que crea de manera colaborativa nuevos contenidos, interviene activamente en la sociedad que los rodea,  generando nuevos liderazgos, que aúna criterios, valores y metas compartidas, que debate, difiere y se suma y crea una comunidad que se reconoce y valora!

Los invito amigos,  a crear comunidades de aprendizaje, a través de Twitter!

“Twitter para niños, educando a futuros líderes”

 

 

 

Siempre existe una  búsqueda constante en  los profesores de nuevas herramientas pedagógicas que posibiliten un mejor aprendizaje, motivación, participación y generar un ambiente donde el aprender sea internalizado por los alumnos, de tal manera que se cree un circulo virtuoso. Un alumno comprometido, logra buenos resultados, lo que fortalece su autoestima y seguridad, potenciando su participación y mejor rendimiento. Un reconocimiento de sus pares y de su entorno inmediato.

La pregunta obvia es ¿Cómo generar este círculo virtuoso?

Existen diferentes estrategias pedagógicas, en mi caso personal, uso Twitter como una eficaz herramienta de aprendizaje. No sólo genera un ambiente donde padres, profesores, alumnos participan y debaten, sino que a su vez origina una educación personalizada, focalizándose en las aptitudes, habilidades y competencias individuales de los alumnos, propicia un trabajo colaborativo, incentiva el “alumno protagonista” o actor principal, dejando atrás un simple receptor. Fortalece liderazgos positivos, creativ

Hace meses amigos profesores, alumnos y mi querido hermano me motivaron a escribir mis experiencias pedagógicas exitosas, compartir el uso de twitter , en un manual para que profesores, alumnos y padres puedan utilizar esta red social  en la educación, de manera pedagógica, entendible para cualquier usuario.

Sumarle los profesores a que a nivel mundial innovan en redes sociales y sitios educativos online gratuitos que ofrezcan recursos educativos. Así nace el libro “Twitter para niños, educando a futuros líderes”, las primeras páginas descargables en www.marcelamomberg.com , con la finalidad de demostrar una nueva herramienta educativa ,no la única , sin embargo una significativa y que merece ser conocida.

os e innovadores.