Comunidades de Aprendizaje Docente permanente

 

estudiantes-felices

La Era Digital ofrece una infinidad de oportunidades para el docente aula, una de ellas es la retroalimentación continua con otros docentes.

Vital en una Era de cambio vertiginoso y que obliga al profesor a salir de su zona de confort.

¿Qué mejor que navegar en  nuevas aguas, que  con el resto de los colegas de vocación?

Compartiendo no sólo experiencias, innovaciones, proyectos, creando propuestas en conjunto y aportando al debate diario.

Pero para lograrlo es necesario vivir en el espacio digital, perder el miedo a existir en un mundo lleno de posibilidades pero también desafíos.

Para iniciar este proceso de vida docente comunitaria digital, es necesario

  • Elegir una red social que acomode y que signifique un aporte real a la vida profesional.
  • Identificarse con una imagen actualizada, nombre y apellido
  • Definir en el avatar, lo que encuentras significativo en la vida profesional y lo que motiva a existir en la web
  • Identificar y unirse a las “etiquetas” relacionadas a Educación, pedagogía, innovación, participando activamente. Normalmente se anuncian anticipadamente y se convoca a la participación con tópicos de interés general.
  • Seguir aquellas cuentas que suman a tu TL, profesores, profesionales ligados a la Educación.

En mi caso personal opté por una suma de redes sociales, donde participó activamente de debates, seminarios, compartiendo experiencias, éxitos y fracasos. El que uno a mi cuenta en WordPress y la linkeo a otras comunidades educativas.

Con la firme convicción que en el siglo XXI el único camino es crecer colaborativamente, el tiempo de los “Llaneros solitarios” finalizó y los cambios nacen y nacerán desde las comunidades empoderadas.

Los profesores no podemos quedar fuera del siglo de las oportunidades, nuestros alumnos nos esperan hace décadas.

Anuncios

Profesores en Redes. Creando Comunidad Docente

 

20131222-090815.jpg

Existe una realidad indiscutible, estamos invadidos de Redes Sociales. Sólo en Chile existen 24 millones de celulares, más que la población existente, de 17 millones de chilenos.

Facebook, Instagram, Pinterest, Twitter, Snapchat, Wazap por nombrar solo algunas son fuente de información, diversión, comunicación, emprendimiento y formación.

¿Por qué no crear en ellas comunidades de aprendizaje docente permanente?

Son gratuitas, de fácil uso y capaces de compartir tutoriales, videos, documentos, generando espacio de debate, discusión y creación de contenido inédito.

Desde generar debates online, compartir recursos hasta experiencias educativas. Las posibilidades son múltiples y tan diversas como las personas que esten tras las redes.

Como profesores podemos  desde

  • Elevar la voz profesor aula, aportando, proponiendo, criticando y validándo nuestra experticia.
  • Compartir la experiencia aula, permitiendo a otros colegas conocer propuestas innovadoras y creativas ya aplicadas en el aula.
  • Proponer a la comunidad educativa una idea o proyecto y a partir del trabajo colaborativo crear una propuesta comunitaria.
  • Resolver dudas en comunidad, el mejor perfeccionamiento docente nace de profesor a
  • Fortalecer la Comunidad Docente, apoyando a los pedagogos que recién ingresan al sistema, realizando un verdadero coaching que los oriente en sus primeros pasos.
  • Conectarse con docentes nivel mundial que enriquezcan nuestra labor pedagógica.
  • Actualizarse continuamente, ser un aprendiz eterno.
  • Participar de los debates nacionales e internacionales, participando, colaborando, aportando.

¿Cómo partir? Muy fácil eligiendo una red que te acomode, eligiendo una imagen actual para el avatar, con el nombre y apellido y estableciendo que eres docente aula y tus objetivos son ligados al aprendizaje colaborativo.

Inicia tu “vida en redes”, participando de debates online, simplemente busca por las etiquetas, las palabras que te pueden orientar, Tales como #Educacion #AprendizajeColaborativo #Creatividad #Inclusion #Tics

Al participar, lentamente irás conectándote con otros docentes que al igual que tu navegan en las redes en búsqueda de experiencia, nuevos recursos, desafíos, crecer profesionalmente.

También puedes participar de Comunidades Educativas ya existentes,

http://didactalia.net/comunidad/materialeducativo

http://ineverycrea.net/comunidad/ineverycrea

http://ined21.com/

http://www.edutopia.org/

Existen miles de ejemplos, sólo basta asumir el Desafío Digital que se nos presenta en el siglo XXI.

Nunca en toda la Historia, los profesores aula, tuvimos a nuestro alcance las posibilidades de ser maestros y aprendices a la vez.

¡Profe, sal de tu zona de confort!

¿Profe, que esperas para enREDarte?

 

 

¿Cómo evaluar el trabajo en redes sociales?

inmigrantesdigitales2

 

Desde hace años educo en redes sociales, con la participación de los padres y apoyo de la comunidad educativa.

La fluidez en las comunicaciones, la capacidad para reconocer las demandas de la comunidad de aprendizaje y canalizarlas ha sido fruto de esta vivencia en redes.

La disminución al mínimo de la sobre exposición, del cyberbiullyng y el mal uso del espacio digital se acompaña de un desarrollo de habilidades y competencias digitales. Conscientes de la necesidad de crear su Identificad Digital y  su Reputación Digital.

 La Web es un mar de oportunidades y de ellos dependen crear su futuro profesional y las proyecciones positivas de su quehacer en redes.

¿Cono evaluar el trabajo enREDado?

Estableciendo un proceso evaluado a corto y largo plazo con  evaluaciones  continúas y un coaching permanente.

La complejidad de las evaluaciones va en ascenso en la medida de que aumentan los años de trabajo en redes.

En los primeros años se evalúa;

  • La creación de la cuenta en red
  • Avatar y descripción personal
  • El % de participación y la capacidad de reacción

Posteriormente, se añaden debates online y la creación de etiquetas para llegar al final con creadores de contenidos y validadores de fuentes.

El objetivo es potenciar las habilidades y competencias individuales de los niños, generando una motivación permanente y participación continua, conectando  a la comunidad y fortaleciendo su capacidad para reconocerse y reconocer las necesidades comunes y a partir de ellas crear soluciones.

La comunidad de aprendizaje encuentra un espacio de continuo crecimiento donde se fortalecen los emprendimientos individuales y grupales y al final su estadía en la época escolar no sólo saben “para que son buenos”, también han generado Habilidades y competencias que les permitirán aprovechar las oportunidades de la Era Digital.

Trabajar en REDES permite emprender, crear,  fortalecer la comunidad y vivir en un espacio diverso, participativo y de continuo movimiento.

¡Profe, enRedate!

¿Por qué educo en Redes Sociales?

conectividad

 

Hace años vivo en redes, Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Wazap y este último tiempo Snapchat.

¿Por qué razón?

Simplemente porque mis alumnos viven en redes sociales. En ellas comparten, crean, innovan, se informan, divierten. Son  una Generación en Red.

¿En que otro lugar puede estar un profesor, si no en el espacio natural de sus alumnos?

Pero iniciar el trabajo requiere de una serie de normas comunitarias.

Primero porque los padres son activos protagonistas, debido  a que las claves de la red elegida para trabajar son compartidas con ellos.

Segundo, porque deben ser cuentas originadas a partir de nuevos emails, para solo “uso educativo”

Tercero, deben diseñarse estrategias de aprendizaje y monitoreo permanente, de tal manera que no se desvirtué su uso.

Cuarto, es vital fortalecer el trabajo colaborativo, validando el aporte de cada uno de los integrantes y generando en base a sus aportes, proyectos y nuevas propuestas

Quinto, potenciar a largo plazo el desarrollo de habilidades y competencias digitales y para la vida, donde el respeto, la validación de la diversidad y la capacidad de reconocer que en la Era Digital saber vivir en comunidad es vital. Se terminaron los tiempos de los Llaneros Solitarios.

Educar En Redes Sociales requiere de un esfuerzo inicial enorme pero la motivación, participación, empoderamiento de la comunidad educativa lo exige.

Alumnos motivados, comprometidos, líderes de su aprendizaje, padres participes, colaboradores. Profesores validados por este “Hijo de la Tecnología”, usando nuevas vías de comunicación, colonizando el espacio digital y aprovechando los múltiples recursos y herramientas que la web les entrega.

 Si existe un diagnóstico por todos conocidos, es que los niños mudaron de piel y exigen un nuevo trato, es hora que el sistema educativo aplique nuevas estrategias de acercamiento y en ese contexto, las redes sociales son grandes aliados.

¿Profe, que esperas para enREDarte?

 

 

¿Cómo Educar a la Generación de la Abundancia?

babydigital

 

La Educación vive una era de oportunidades únicas, nunca en toda la Historia los profesores tuvimos a nuestro alcance recursos tan diversos, creativos y multimediales.

Nunca tampoco, alumnos hiperconectados, críticos y sobre informados.

“Hijos de la Abundancia”, pueden rápidamente reemplazar lo que pierden, dañan o simplemente queda obsoleto. Fácilmente desechan o cambian de interés, parecieran vivir un continuo surfeo en búsqueda de nueva olas.

Los que nacimos hace cuatro décadas o más, en una era de esfuerzo y escasez, no podemos sino impactarnos el actual orden de las cosas. Quien no recordará trabajar arduamente en tareas dadas por los padres para ganar algunos pesos y poder jugar un domingo en las máquinas de moda, pasar horas esperando la llegada de un mail o estar pendiente de tener monedas para poder llamar por teléfono.

La “Generación de la Abundancia” tiene todo aquí y ahora, a precios ínfimos comparados a los que debían enfrentarse nuestros bolsillos hace algunas décadas atrás.

No alcanzan a disfrutar una nueva Apps, juego o programa cuando nace uno nuevo que captura su atención, se aburren como ostras en las clases y pierden la atención con facilidad. Son prácticos, si no sirve no se usa, se desecha, se crea uno nuevo y se comparte.

Tremendo desafío educarles.

Primero a discriminar información, a reconocer el valor y lograr separar de aquella que no aporta.

Segundo como crear conciencia de que todo lo que se escribe, comparte, impacta a otros. Desarrollar Habilidades Sociales en la web es vital en el siglo XXI.

Tercero, educarlos en la “Cyber Cívica” como denomina el genial Derrick de Kerckhove, las competencias para convivir en el respeto y el mutuo crecimiento colaborativo.

Cuarto, como generar emprendimientos digitales, creando sus propias sendas profesionales futuras.

Quinto y no menos importante estar conciente de la “reputación digital”, de lo que se dice de uno, a que se asocia y con que conectas su Identidad Digital, lo que le abrirá o cerrará puertas a futuro.

Si existe una realidad por todos conocida es que los niños mudaron de piel. ¿Cuándo lo hará el sistema educativo?

¿Cuándo asumiremos el desafío de Educar a la Generación de la Abundancia?

¿Si cada uno es un Universo único e irrepetible por que se les educa como si fueran uno solo?

imaginacion2

Desde que tengo uso de razón amé dibujar y por lógica con el paso de los años he logrado perfeccionar mi forma natural de expresión.

Dibujo cuando estoy triste, feliz, cuando algo me emociona o captura mi atención, dibujo en todo momento que puedo hacerlo.

Tuve la suerte de formarme en un colegio donde mi “don” era valorado por una profesora de arte que simplemente era mágica, estricta pero inspiradora y logró desarrollar mi talento. Y una querida Monja Jefe que consideraba la diferencia de cada una de nuestros compañeras, un regalo de Dios, así que había que potenciarla y hacerla florecer.

Esa formación inicial más unos padres y abuelos divertidos y únicos, hicieron que valorara por sobre todas las cosas lo que hace a las personas, identificables, aquello que aman y por lo que pueden pasar horas eternas sin aburrirse.

Era obvia que mi opción profesional fuera ser profesora y como norte principal optará por generar el espacio para que mis alumnos vivieran el mismo apoyo que yo recibí por tantos años.

Quién diría que mi auto asumida tarea viviría el mayor de todos los impulsos, vivir en la Era de la Internet. Donde puedo usar diversas herramientas educativas digitales y gratuitas para identificar lo que apasionan mis alumnos, conectarlo con la malla curricular y apoyarles para que generen sus propios emprendimientos digitales.

En el microcosmos de la sala de clases, cada uno es un Universo único e irrepetible, que reconoce lo que le hace ser diferente pero a la vez necesario para que podamos crecer en armonía y valorización comunitaria.

Todas las redes son útiles para lograr la meta, Facebook, Pinterest, Instagram, Twitter, Youtube, WordPress, tengo miles de opciones a mi alcance. Para educarlos en el espacio que aman y donde saben que sin importar la meta final, siempre llegarán a su tiempo y en la senda que ellos mismos creen.

Los resultados son increíbles, alumnos motivados, participativos, lideres de su aprendizaje, creadores de contenidos y leales colaboradores del proceso educativo.

Las pruebas estandarizadas que se imponen a nivel nacional son una parte mínima de su vida, están preparados para responder a las verdaderas interrogantes que les depara el futuro.

Sus mentes criticas y agudas, acompañadas del valor de saber que son valorados por la comunidad, reconocidos por sus padres y profesores hacen que sus voces se escuchen fuertes y claras.

La magia se extiende y los profesores se unen a esta nueva manera de educar, de ser maestra y aprendiz a la vez, de valorar la maravillosa diversidad con la que nuestros alumnos aprenden, crean, investigan, desarrollan sus proyectos personales.

Y ahí esta el cambio de paradigma, en la capacidad de que el aprendizaje se haga personalizado, nazca desde las diferencias individuales de los niños.

Donde la sala de clases, parece una colmena en ebullición, el ruido y el movimiento nos acompaña siempre, porque estamos creciendo en colaboratividad, creando futuro.

Abandona tu sitio de confort. Profesor, educa en la Era Digital

genios

Durante los años universitarios, la pedagogía es el compañero eterno de un docente aula. Horas y horas de estudiar, profundizar y compartir estrategias de aprendizaje, conocer al educando y generar propuestas metodológicas que lleven a nuestros alumnos a crecer, crear espacio de conocimiento y creatividad.

Sin embargo, somos formados bajo un prisma anacrónico, propio del siglo pasado para enfrentar alumnos que viven mirando al futuro.

El choque de los nuevos egresados es fatal, más cuando no cuentan con un coaching permanente, que les asesore, apoye y fortalezca en sus primeros años de docencia.

Un alto porcentaje migra, decepcionado por las bajas remuneraciones, la falta de una capacitación real y sobre todo pocas perspectivas futuras.

Para los que resisten y la vocación es más fuerte o pueden sobrevivir en las condiciones actuales, se les presenta un tremendo desafío. Los niños de la Era Digital son diametralmente diferentes a los que alguna vez conocieron en las aulas universitarias, están continuamente informados y conectados. Son críticos y dominan la tecnología. La web les permite compartir todo lo inimaginable, imágenes, videos hasta pruebas, test, trabajos. Todo es googleable, partiendo por la vida y obra de los profesores que tendrán en el año escolar.

De ahí que al ingresar al aula no sólo les estarán esperando los alumnos del aula, también sus amigos, conocidos y no conocidos.

Las estrategias aprendidas poco servirán y crearas nuevos espacios de aprendizaje, donde deberás delegar parte de la toma de decisiones.

Dejarás de ser quien imparte la clase para ser a la par, un alumno, con la capacidad de reconocer que tus años universitarios no son suficientes para educar en el siglo XXI.

Los sitios de confort ya no existen, varían clase a clase, porque cada grupo humano es un Universo único e irrepetible.

¿Qué hacer frente a tamaño desafío?

Disfrutar y aventurarse. No existe una era de mayores oportunidades para los profesores aula que la actual.

Reconoce en tus alumnos sus habilidades innatas, fortalece sus capacidades y potencia lo que los hace únicos.

En conjunto crea estrategias, que unan el mundo educativo tradicional con el digital emergente.

Dales espacios para proponer, encontraras en tus alumnos los mayores aliados, para crear tutoriales, dinamizar las clases, motivarlos y generar aprendizaje para la vida.

Crea espacio de mutuo crecimiento, donde tu experiencia se una al dinámico mundo de los Hijos de la Tecnología.

Educarás para la vida, formarás comunidades de aprendizaje, donde los padres serán grandes aliados y tus alumnos serán aprendices y maestros a la vez.

Se puede, deja atrás tus miedos e ingresa al mundo de las oportunidades,. Educa en la Era Digital.

#BienvenidoMarzo

Tutores: de profesor a profesor. El valor de la experiencia

conectividad

Tuve desde mis primeros años la mejor de las suertes, en mi camino pedagógico encontré grandes maestros. Una de ellas me ayudó a sobrevivir los primeros años de educadora, los otros dos, me llevaron de la Historia a la Economía.

Su aporte fue vital en mi profesión, compartieron con tanta grandeza con una joven de 22 años, todo lo que habían desarrollados en décadas, errores y aciertos, sin imponer sus visiones pero enriqueciendo la mía.

Si bien ya no están, la posta que me entregaron la sigo compartiendo con las nuevas generaciones. Cada año, un nuevo estudiante en práctica, cada año formando nuevos profesores de Economía IB. Siento que retribuyó el apoyó que alguna vez tuve.

25 años han pasado de mis primeras clases y cientos de horas de perfeccionamiento, psicólogos, economistas, ingenieros, doctores en Educación a quienes agradezco su buena voluntad pero de quien aprendí poco a nada, pues estaban tan alejados de la realidad aula que lo que entregaron sólo quedó en el anecdotario.

De quienes sí aprendí y mucho, ha sido de los profesores aula, sobre todo aquellos que llevaban décadas en la sala de clases.

Es que educar es un arte que no nace en las oficinas de un tecnócrata, tampoco en las estadísticas y el análisis de datos, menos en el aumento de recursos económicos, nace en el contacto diario entre profesores, alumnos y padres.

En la capacidad de leer que en una misma sala de clases tenemos universos únicos e irrepetibles, con sueños, anhelos, metas absolutamente diferentes. Con padres que desean lo mejor para ellos y por eso son capaces de hacer los mayores sacrificios.

En que las evaluaciones no pueden ser únicas porque condenamos a un grupo al absoluto fracaso, a la desmotivación de creer que no son capaces y están condenados a no lograrlo , a mantener un ritmo alocado para terminar agotadoras mallas curriculares, dejando en el camino los que piensan diferentes, los creativos, los innovadores, los soñadores, para cumplir lo que nos piden desde oficinas ministeriales sin un mínimo de experiencia pedagógica.

A no tener el tiempo para compartir, para debatir y crear en conjunto con la comunidad docente estrategias de aprendizaje, más cuando nuestros alumnos mudaron de piel, ya no son los mismos y el actual sistema educativo no les satisface y menos motiva.

Hace días un amigo me preguntaba por que entregaba toda mi experiencia pedagógica de tantos años de manera gratuita, al escucharlos sólo sonreí y le respondí, porque es mi deber, un compromiso con mis alumnos y los que vendrán y con aquellos maestros que alguna vez creyeron en una recién egresada de la Universidad.

Si queremos un cambio real de la Educación, si buscamos emparejar la cancha, no existe otro camino que validar la voz del profesor aula, sobre todos aquellos que han sobrevivido estoicamente en el sistema público, darles el espacio para reconocerse y compartir lo que saben, crecer en comunidad.

Sólo un profesor aula sabe lo que necesita un profesor aula y si bien otras voces siempre serán valoradas, son los años entre alumnos, padres, compañeros docentes, los que forman el alma de la Educación.

El último suspiro educativo del año 2014

Comenzó el último cuarto del ciclo educativo y con este comienza para el profesorado una serie de pensamientos, riesgos,  re posicionamiento, inquietudes laborales y por supuesto la carga de trabajo que aporta un cierre de año.

No es trivial vivir esta época, este es el momento en que los profesores tenemos que pensar en nuestro entorno laboral, reconocimiento, ambiente de trabajo, bienestar económico, expectativas de capacitación, mejoras laborales  y en lo posible una gran expectativa de crecimiento.

¿Están dadas las condiciones para que bajo las actuales condiciones  podamos  tomar  riesgos y encarar cambios y pretender mejoras en nuestro entorno?  Difícil…

Reforma Educacional: Si los últimos seis meses han sido erráticos en lo que respecta a que debemos esperar de una Reforma Educacional, los próximos meses no se apartan de esta aterradora figura. Porque califico esta experiencia tan duramente, simplemente porque los que impartimos la Educación seguimos no siendo escuchados,  sigo no conociendo ninguna línea referente a la “CALIDAD” y porque los políticos y tecnócratas siguen discutiendo sobre infraestructura edilicias que no aportan soluciones  a los temas pedagógicos que perturban al profesorado, estas medidas solo retardan  que nuestros niños avancen en esta década demandante de conocimientos y nuevas técnicas.

La improvisación se ha apoderado de la agenda educacional  de tal forma que para los profesores es casi imposible aspirar a mejorar condiciones de trabajo,  ambiente de calidad y posibilidad de planificación.

Esta es la época del año en que usualmente vemos nuestras condiciones laborales, algunos quieren cambiar, otros planifican con su jefatura el perfeccionamiento necesario, calidad laboral y remunerativa, y un sinnúmero de aristas que afectan o mejoran nuestro futuro. Que difícil es definir esta situación si no se sabe cuál será la repercusión de una Reforma Educacional cuando esta no esta enfocada en la calidad de la educación sino que es una reforma técnica que afecta al profesorado en lo que respecta a su medio ambiente laboral pero nada en lo pedagógico.

En lo personal todo esto me afecta, no puedo creer la necedad,  como no escuchan que las condiciones educativas cambiaron y no hacemos nada como para enfocarnos en el desarrollo de las capacidades que nos permita ser un guía de nuestros educados, en su idioma y en su carretera de la información.

Ni hablar de mejoras en la remuneración, con estos vaivenes estructurales se vislumbra la respuesta, “necesito todo el capital disponible para adecuarnos a estos cambios”.  Así con esta forma de pensar solo nos queda desilusionarnos aun más de los burócratas que hablan del mejoramiento del profesorado en lo económico y capacitación como palabras de buena crianza, si solo si,  hay una cámara de televisión encendida.

En lo que respecta a la readecuación de las mallas curriculares de las carreras de pedagogías en nuestras Universidades esta por verse si  alguna de ellas incorpora materias tecnológicas  para los que será la nueva generación de profesores, hasta al día de hoy no he escucha do de ningún cambio.

Con respecto a capacitación del profesorado en lo que respecta a tecnologías y recursos digitales para la Educación, en unos meses les cuento si los requerimientos para perfeccionamiento son una prioridad en los colegios, hasta ahora solo hay tímidas intenciones en hacer algo.

En mis constantes charlas por colegios privados y públicos puedo transmitir que profesores recién egresados y experimentados toman el cambio tecnológico con respeto pero sin miedos,  estoy feliz de mostrar modelos que en una sola charla quita una serie de temores en mis colegas por lo que puedo asegurar que en nosotros no está el escollo por una real mejora en la calidad de la Educación.

No puedo opinar lo mismo con respecto a lo que produce la incertidumbre y la inseguridad laboral en el profesorado. Muchos me transmiten a través de las redes sociales su angustia por lo que estamos viviendo,  no saber que pasará  con su entidad educativa es una broma de muy mal gusto.

No entiendo  el temor que tienen las autoridades educativas en involucrarnos, he visto múltiples intentos tratando de validar su Reforma sin ningún resultado, se acercan a los profesores a través de un ente que no representa a la mayoría, el resultado de la consulta fue rechazada,  luego volvieron a votar con un número reducido para aprobar lo que los políticos impulsaron. Eso no es participación pedagógica.

La validación de una reforma educacional debe tener en cuenta la calidad, involucrar a los actores reales del aula, profesores, padres, alumnos.  En eso seguimos trabajando,  por la Educación.

Aprendizaje diferenciado, una realidad en redes sociales

20140503-083914.jpg

Eduard Punset establece que uno de los peores errores que comete la Educación actual está en homologar los aprendizajes a alumnos que en una misma sala de clases, presentan intereses, conocimientos, motivaciones absolutamente diferentes.

Esta realidad que se ve amplificada en la actualidad, pues la tecnología brinda a los niños y jóvenes un espacio ilimitado para desarrollar sus habilidades y competencias innatas. Esta realidad contrasta con el que se encuentra en el espacio educativo por excelencia, la sala de clases.

Probablemente esta dualidad de realidades históricamente no fue trascendental pero en la actualidad representa un desafío existencial. Las nuevas generaciones son más informadas, criticas, participativas que las décadas anteriores, acostumbradas a trabajar de manera gregaria, pueden sólo frente a un cliqueo crear, cuestionar, compartir y por lógica desarrollar sus intereses de manera comunitaria.

¿Qué hacer como docente frente a este desafío? Una posibilidad es negarlo y terminar con alumnos que “cumplen” los requisitos mínimos para egresar del sistema educativo y viven realidades paralelas donde desarrollan sus propios proyectos personales o el segundo, generar nuevas estrategias de aprendizaje que permitan que cada uno de los niños pueda desarrollar lo que los hace únicos, irrepetibles.

Personalmente lo encontré en el uso de las redes sociales en el aprendizaje. De tal manera que una vez identificado los intereses personales de los niños, es posible orientar los contenidos de la malla curricular a los que les hace sentido y motiva. Así generamos una sinergia positiva, donde:

–          Los alumnos se sienten validados por el sistema educativo, encuentran un lugar donde son reconocidos y su opinión importa.

–          Pueden desarrollar proyectos personales que les permite realizarse y crear su carrera futura

–          Todos llegan a la meta, no existen excluidos ni expulsados el sistema.

–          La disciplina y participación pro activa son una sola, no existen problemas de aprendizaje pues cada uno aprende a su tiempo y en el ámbito que se siente cómodo.

–          Disminuyen a cero los factores que impiden el buen desarrollo de su aprendizaje, lo que le lleva a lograr las metas que se propone.

–          Hace de los padres un actor educativo más, protagonista y responsable a la vez.

Educar en el siglo XXI, es fascinante. Nunca tuvimos a nuestra disposición tantas herramientas gratuitas y simples en su uso para crear comunidades de aprendizaje, donde todos son escuchadas, validados y comprometidos con el desarrollo individual y comunitario

¿Qué esperas para innovar en la era digital?