Abandona tu sitio de confort. Profesor, educa en la Era Digital

genios

Durante los años universitarios, la pedagogía es el compañero eterno de un docente aula. Horas y horas de estudiar, profundizar y compartir estrategias de aprendizaje, conocer al educando y generar propuestas metodológicas que lleven a nuestros alumnos a crecer, crear espacio de conocimiento y creatividad.

Sin embargo, somos formados bajo un prisma anacrónico, propio del siglo pasado para enfrentar alumnos que viven mirando al futuro.

El choque de los nuevos egresados es fatal, más cuando no cuentan con un coaching permanente, que les asesore, apoye y fortalezca en sus primeros años de docencia.

Un alto porcentaje migra, decepcionado por las bajas remuneraciones, la falta de una capacitación real y sobre todo pocas perspectivas futuras.

Para los que resisten y la vocación es más fuerte o pueden sobrevivir en las condiciones actuales, se les presenta un tremendo desafío. Los niños de la Era Digital son diametralmente diferentes a los que alguna vez conocieron en las aulas universitarias, están continuamente informados y conectados. Son críticos y dominan la tecnología. La web les permite compartir todo lo inimaginable, imágenes, videos hasta pruebas, test, trabajos. Todo es googleable, partiendo por la vida y obra de los profesores que tendrán en el año escolar.

De ahí que al ingresar al aula no sólo les estarán esperando los alumnos del aula, también sus amigos, conocidos y no conocidos.

Las estrategias aprendidas poco servirán y crearas nuevos espacios de aprendizaje, donde deberás delegar parte de la toma de decisiones.

Dejarás de ser quien imparte la clase para ser a la par, un alumno, con la capacidad de reconocer que tus años universitarios no son suficientes para educar en el siglo XXI.

Los sitios de confort ya no existen, varían clase a clase, porque cada grupo humano es un Universo único e irrepetible.

¿Qué hacer frente a tamaño desafío?

Disfrutar y aventurarse. No existe una era de mayores oportunidades para los profesores aula que la actual.

Reconoce en tus alumnos sus habilidades innatas, fortalece sus capacidades y potencia lo que los hace únicos.

En conjunto crea estrategias, que unan el mundo educativo tradicional con el digital emergente.

Dales espacios para proponer, encontraras en tus alumnos los mayores aliados, para crear tutoriales, dinamizar las clases, motivarlos y generar aprendizaje para la vida.

Crea espacio de mutuo crecimiento, donde tu experiencia se una al dinámico mundo de los Hijos de la Tecnología.

Educarás para la vida, formarás comunidades de aprendizaje, donde los padres serán grandes aliados y tus alumnos serán aprendices y maestros a la vez.

Se puede, deja atrás tus miedos e ingresa al mundo de las oportunidades,. Educa en la Era Digital.

#BienvenidoMarzo

Anuncios

¿Cómo ser profesor en Chile y no morir en el intento?

Captura de pantalla 2014-01-09 a la(s) 13.57.06

25 años han pasado desde que egrese desde la Universidad Católica de Valparaíso, 25 años de ejercer la profesión que siempre me fascinó, profesora. Con miles de experiencias acuestas y en la actualidad enamorada de la era digital, compartiendo con mis compañeros docentes estrategias y recursos que les permitan ingresar al mundo de la web con éxito. En el camino, muchos de mis estudiantes han seguido mi elección de vida, lo que me enorgullece y para ellos siempre comparto algunas máximas que me acompañan siempre.

Ser profesora es más que una profesión es una vocación y debes estar muy segura de asumir el desafío.

La mejor Universidad no te preparara para lo que vivirás en el aula, donde realmente te graduarás como docente.

Primero porque los niños y jóvenes han mudado de piel, desde que la web entró a sus vidas, son un torbellino de ideas, informados, colaborativos, críticos y comunitarios. Todo lo psicopatean (léase escudriñar), por ende, tu vida personal si la expones en redes pasará a ser fuente de investigación, tus imágenes, tus amigos, tus cercanos, absolutamente todo. Si te habías preparado para un grupo de niños en sala, esta vez son ellos, sus amigos, sus padres y todo el que viva en redes. Pero no hay de que asustarse, al revés es una tremenda oportunidad para en un mega espacio, ser maestro y aprendiz.

Las Universidades tampoco te preparan para el mercado laboral y es depredatorio, no tendrás como en otras profesiones, ranking de instituciones ni en todas una carrera docente que te incentive. Más bien tus primeros sueldos pondrán a prueba tu temple.

Comunícate con otros profesores que ya estén en el sistema. Genera comunidad y a partir de ellos toma decisiones.

Perfecciónate continuamente, no existe mejor disciplina que el conocimiento, si los alumnos reconocen tu bagaje cultural, no tendrás de que preocuparte, ellos aman aprender, por eso diferénciate, hazte única. Personalmente opté por las redes sociales y el mundo digital y en ese mundo virtual, comparto, creo, apoyo, escucho, aconsejo, acompaño.

Invita a los padres al proceso aprendizaje, son grandes aliados y hacen tremendos sacrificios por el futuro de sus hijos. No les han dado el espacio y son muy críticos porque desconocen la labor docente. Hazlos parte del viaje de aprender, valida su voz y tendrás un gran aliado. Desde invitarlos a la sala de clases, compartir actividades para que trabajen con sus hijos, hasta dar charlas de los que les apasiona o les motiva.

Genera instancias para que tus alumnos conozcan lo que te apasiona, motiva, verás como llamas su atención y logran que ellos también compartan sus sueños. En la era digital los contenidos están al alcance de un clic pero nunca reemplazarán la relación de respeto y cariño que lograrás con tus alumnos.

Trata de reconocer lo que los hace únicos, cada niño es un universo único e irrepetible, motívalos, dales las alas para lograr concretizar sus sueños.

Toma espacios para relajarte y cargar energías, la labor docente es agotadora, sobre todo en burocracia, muy pocas horas para preparar recursos y estarás siempre en el foco de atención. Las toneladas de evaluaciones te acompañarán 24/7 y siempre encontrarás quién desee darte lecciones de cómo debes trabajar en la sala de clases. Escúchalos de todos se puede aprender y muchas veces quiénes menos saben de Educación, son los que más aportan.

Ten la certeza que aunque pasen los años, siempre cada vez que inicies un año lectivo será como la primera vez que ingresaste a una sala de clases. Los desafíos son inmensos pero las satisfacciones mayores, en cada niño y joven irá una parte tuya, sus éxitos y fracasos también serán los tuyos.

Elegiste una vocación de vida, ser maestra. Respira profundo y cada mañana piensa en las razones que hicieron eligieras este maravilloso camino.

Pasarán los años y tendrás la certeza que la elección fue la correcta.

 

 

 

¿Cuándo textos escolares digitales? Educando en el siglo XXI

20140419-084642.jpg

Cada cierto tiempo revive una polémica en nuestra sociedad, el gasto familiar que se hace en la compra de textos escolares, toda vez que el Estado invierte en propuestas de excelente calidad y entregados gratuitamente.

Más allá del dinero invertido o mal gastado, de si los padres o no están informados y de las misma editoriales.

Hay una realidad aula, sólo visible para quién la conoce. Los alumnos mudaron de piel, investigan, se informan, trabajan y comparten de una manera absolutamente diferente que hace décadas. La era digital transformo la Educación y dejó obsoleto la mayoría de los recursos utilizados.

Existe una falacia generalizada, como tantas otras, que los alumnos no les gusta leer y que no se motivan, menos con los textos escolares.

Si les interesa y son asiduos lectores, toda vez que ellos forman parte de las elecciones, comparten sus impresiones y generan comunidad de aprendizaje. En la nube se encuentran miles de estos ejemplos, con millones de usuarios.

¿Qué sucede entonces con los textos escolares digitales?

Primero implican un necesario perfeccionamiento docente para que los profesores no sólo sean usuarios activos sino que también creadores de recursos, logren reconocer y aplicar las ventajas comparativas que ellos tienen.

Segundo, suponen incorporar a los padres, para que dejen el “papel pasivo y secundario” y se conviertan en activos protagonistas del aprendizaje de sus hijos.

Tercero, incluyen la pérdida de control de quien o quienes editan, pues a diferencia del texto de una editorial, supone diversidad de fuentes, contrastables y añadibles. Enriquece la visión y aumenta su riqueza.

Y quinto, permite motivar a los alumnos, se les educa en su ambiente natural, el virtual. Facilita la formación de habilidades y competencias digitales, absolutamente existenciales para responder el cambiante escenario al que se enfrentan nuestros niños y jóvenes.

Permite un aprendizaje diferenciado, estableciendo recursos digitales diversos, dependiendo del interés del lector, música, arte, ciencia, etc. El espacio es ilimitado. Pueden ser actualizables a un simple clic, lo que significa un real ahorro no sólo para el estado también para las familias.

¿Significarán la muerte de los textos escritos tradicionales? De ninguna manera.

Son compatibles y lo seguirán siendo.

Lo real es que los niños y jóvenes más sus familias necesitan de un cambio de paradigma educativo y va más allá de recursos más o menos, parte de la voluntad y conocimiento de la realidad aula.

Los textos digitales escolares, unidos a los recursos multimediales, significarían un mayor aprendizaje de los “hijos de la tecnología”, sería emparejar la cancha de verdad. Educar en el siglo XXI y mirar al futuro con las habilidades y competencias necesarias para ser exitoso.

Singapur, Corea del Sur ya lo hicieron con excelentes resultados.

¿Qué esperamos para salir de la polémica e iniciar la construcción comunitaria de soluciones?

Aprendizaje diferenciado, una realidad en redes sociales

20140503-083914.jpg

Eduard Punset establece que uno de los peores errores que comete la Educación actual está en homologar los aprendizajes a alumnos que en una misma sala de clases, presentan intereses, conocimientos, motivaciones absolutamente diferentes.

Esta realidad que se ve amplificada en la actualidad, pues la tecnología brinda a los niños y jóvenes un espacio ilimitado para desarrollar sus habilidades y competencias innatas. Esta realidad contrasta con el que se encuentra en el espacio educativo por excelencia, la sala de clases.

Probablemente esta dualidad de realidades históricamente no fue trascendental pero en la actualidad representa un desafío existencial. Las nuevas generaciones son más informadas, criticas, participativas que las décadas anteriores, acostumbradas a trabajar de manera gregaria, pueden sólo frente a un cliqueo crear, cuestionar, compartir y por lógica desarrollar sus intereses de manera comunitaria.

¿Qué hacer como docente frente a este desafío? Una posibilidad es negarlo y terminar con alumnos que “cumplen” los requisitos mínimos para egresar del sistema educativo y viven realidades paralelas donde desarrollan sus propios proyectos personales o el segundo, generar nuevas estrategias de aprendizaje que permitan que cada uno de los niños pueda desarrollar lo que los hace únicos, irrepetibles.

Personalmente lo encontré en el uso de las redes sociales en el aprendizaje. De tal manera que una vez identificado los intereses personales de los niños, es posible orientar los contenidos de la malla curricular a los que les hace sentido y motiva. Así generamos una sinergia positiva, donde:

–          Los alumnos se sienten validados por el sistema educativo, encuentran un lugar donde son reconocidos y su opinión importa.

–          Pueden desarrollar proyectos personales que les permite realizarse y crear su carrera futura

–          Todos llegan a la meta, no existen excluidos ni expulsados el sistema.

–          La disciplina y participación pro activa son una sola, no existen problemas de aprendizaje pues cada uno aprende a su tiempo y en el ámbito que se siente cómodo.

–          Disminuyen a cero los factores que impiden el buen desarrollo de su aprendizaje, lo que le lleva a lograr las metas que se propone.

–          Hace de los padres un actor educativo más, protagonista y responsable a la vez.

Educar en el siglo XXI, es fascinante. Nunca tuvimos a nuestra disposición tantas herramientas gratuitas y simples en su uso para crear comunidades de aprendizaje, donde todos son escuchadas, validados y comprometidos con el desarrollo individual y comunitario

¿Qué esperas para innovar en la era digital?

Tweet emprendimiento: o como crear oportunidades en redes sociales

Networking

Uno de los grandes desafíos de los educadores es generar un aprendizaje significativo, donde las habilidades naturales e intereses de nuestros alumnos , se unan al aprendizaje formal. La gran pregunta es ¿ como lograrlo y a la par cumplir con los objetivos curriculares y planificación anual?

Las redes sociales responden este cuestionamiento .

Uno de los ejemplos prácticos , sencillos de realizar es , que los alumnos creen un Twitter Emprendimiento :

Puede ser un producto, servicio, desde canciones , hasta pymes, lo importante es que sean del interés de los alumnos.

Elegir un avatar que los identifique, definiendo con claridad lo que ofrecen.

Conectarse con personas que a nivel nacional o mundial, se destaquen en lo que les interesa.

Publicar , diariamente tweets recomendaciones , utilizado imágenes, videos, linkeando textos siempre relacionados a su emprendimiento.

Una vez creados y funcionando, hacer una feria interna en el colegio de emprendimientos en redes sociales , donde cada alumno presente su creación ante la comunidad escolar.

No sólo logramos reconocimiento, validamos su trabajo sino que unimos mundos , generamos puentes de reconocimiento mutuo.

Desde que inicie los tweets emprendimientos , se han generado gratas sorpresas, desde pymes ligadas a las ventas de productos, hasta plataformas digitales con juegos online, creadas por niños de séptimo básico , hasta músicos y artistas que encontraron en las redes una ventana para difundir sus obras.

Son tantos los beneficios, por un lado educamos en habilidades digitales y creación de marca personal, por otro lado, disminuimos al mínimo el incorrecto uso de las redes sociales , demostramos como pueden ser eficaz y gratuito recurso de vida laboral futura, unimos la Educación formal con el rico mundo del aprendizaje informal.

La comunidad integra, se une, colabora, reconoce y potencia.

¿ Que esperas para emprender en redes?

 

 

 

 

 

Redes sociales y Educación. Construyendo comunidades educativas!

 

Cada año escolar que inicio junto con presentarme a los padres y alumnos, les invito a crear una “comunidad de aprendizaje”, donde en conjunto y con la colaboración de todos, generamos el “arte de aprender y compartir”,

Les propongo enviar continuamente el material educativo trabajado en clases, más videos explicativos que complementen lo aprendido. La respuesta siempre es positiva, lentamente caminamos a la creación de un blog comunitario (suelo usar wordpress.com) donde se publican:

A.- la planificación anual, para que así padres y alumnos sepan los temas a tratar, se puedan adelantar en el tiempo y conocer la ruta del aprendizaje.

B.- PPT  que estemos trabajando, que serán  evaluados en pruebas formativas y sumativas

C.-Videos explicativos (YouTube), donde propongo otras vías de aprendizaje entretenido, normalmente son vistos por padres e hijos, lo que significa recibir continuamente aportes desde ellos mismos, cada semana envían nuevos y lúdicos videos, los que son levantados al blog, con sus respectivas autorías. Genialmente muchos de ellos son realizados  de manera autodidactica, la motivación genera una sinergia positiva. Como ejemplo, pasando clima y tiempo en Sexto Básico, una familia creo un “noticiario” donde entrevistaban a las personas bajo una lluvia torrencial, fueron minutos de risas y diversión, donde mis alumnos aprendieron de manera real, los cambios del tiempo.

 

d.- Test de evaluación: uno de mis grandes objetivos al educar, siempre ha sido desmitificar el poder de las evaluaciones, quitarles el miedo, aprensión, preocupación que les acompaña, la carga negativa que hace que muchos alumnos sabiendo los contenidos se bloqueen y fracasen en los diferentes test.

Subo periódicamente evaluaciones formativas, con sus respectivas respuestas, para que sean contestados por mis alumnos y sus familias. Lo divertido es que la mayoría de las veces hacen competencias padres v/s hijos y ven cuanto saben, generando una complicidad sana y potenciadora de vínculos emocionales fundamentales en el aprendizaje. La familia aprende unida.

 

e.- Genero debates a través de twitter : levanto un tema, propongo una hora e iniciamos una discusión de contenidos que no deja de sorprenderme por la participación, convocatoria y nivel de conocimiento.

 

f.- Dejó abierta la posibilidad de que las familias aportes ideas, trabajos, debates, así han llegado encuestas por Facebook, videos caseros , pruebas hechas por ellos , concurso de imágenes a través de Instagram o Pinterest, la verdad es que son tan participativos, pro activos, que las criticas por desconocimiento del proceso aprendizaje son  mínimas, los resultados son tan  exitosos, que la unión emocional de respeto mutuo ha generado familias comprometidas, profesores alineados y alumnos felices, respetuosos, solidarios y lideres de cambio.

!Comunidad Educativa, un sueño hecho realidad gracias a la tecnología y las redes sociales¡