Sin pasión no hay aprendizaje


imaginacion2

 

Hace días en una genial charla de capacitación para docentes aula y ante la pregunta ¿qué experiencia marcó tu etapa educativa? Casi el 100% recordó personas, profesores que de una u otra manera quedaron en sus retinas.

Emocionados recordaron a la profesora de Arte que pintaba como los dioses, la de Francés que hacía viajar mentalmente con sus anécdotas por París o el genio de Física, que vivía feliz en su laboratorio.

¿Qué tenían en común todos los pedagogos? La pasión que compartían por lo que hacían. Era el motor que permitió trascender en el tiempo y pasadas décadas ser recordados con una profunda emoción por sus ya maduros alumnos.

Más de alguna vez los que son profesores aula deben haberse encontrados con ex alumnos, que sin importar la edad vuelven a ser los niños que alguna vez tuvimos en la sala de clases. Es como si no pasara el tiempo y entráramos a un túnel donde volvemos a ser lo que éramos.

La pasión y la vinculación emocional mueve montañas y trasciende eras.

En el mismo taller una profesora preguntaba ¿Qué futuro nos espera con la tecnología que todo lo invade? ¿Cómo podemos competir contra la Internet? ¿Seremos reemplazados?

La respuesta es obvia, no, nunca seremos reemplazados si somos capaces de vivir con pasión y motivación nuestra vocación.

Si somos capaces de ser aprendices eternos, en movimiento continuo. Con una sed por aprender y la capacidad de salir de nuestro sitio de confort permanentemente.

Si nuestros alumnos participan de nuestros sueños, campañas, metas, objetivos.

No existe mayor impulsor del aprendizaje en un alumno que sentir admiración por su profesor, saber que frente a él existe un ser humano que ama lo que hace, que cree en él y que esta ahí para acompañarlo en un viaje de descubrimiento personal.

Que no le dará las respuestas a sus interrogantes, porque su labor será ayudarlo a encontrar solución a sus preguntas.

Que lo apoyara en potenciar lo que lo hace único e irrepetible y que le permitirá adquirir las herramientas para existir en un mundo que cambia día a día.

En la Era Digital acumular datos, contenidos es una absoluta perdida de tiempo, para eso está Google.

Desarrollar competencias y habilidades sociales, trabajar en proyectos comunitarios, estar abierto al cambio. Crear, innovar, potenciar las capacidades personales, es el norte educativo.

Y para ello necesitamos profesores apasionados, motivadores, comprometidos, inspiradores.

Por que como dice Francisco Mora, sólo se aprende lo que se ama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s