Dos profesores por aula, hacia la personalización y diversificación del aprendizaje


creatividad

Todos quienes tienen algún contacto con el aula, reconocen que es necesario establecer nuevos paradigmas de aprendizaje, que el sistema tradicional no sólo es anacrónico sino que va por una carretera contraria a la que habitan los niños del siglo XXI.

Acostumbrados a un mundo online a su medida, pues pueden encontrar recursos multimediales para aprender y emprender según sus intereses, de manera ilimitada en el espacio digital, pudiendo crear los propios y divulgarlos entre sus pares. Son un durísimo desafío para la Educación tradicional.

¿Por qué no crear una propuesta que satisfaga a los nuevos alumnos que viven en el aula?

Una de ellas, factible y ya aplicada en colegios británicos de Chile es tener dos profesores por aula, complementos perfectos para liderar aprendizajes personalizados.

Pudiendo no sólo separar a los alumnos que requieren reforzar algunas competencias en otras espacios educativos, paralelas a la central, para luego volver, una vez desarrollada o también generar nuevos desafíos para aquellos que avanzan más rápido y se aburren con facilidad.

Esa movilidad mínima que implica salir del aula e iniciar aprendizajes personalizados, logra profundizarse si conectamos los intereses individuales de los niños con la malla curricular y para ello es vital conocer que motiva, ilusiona y encanta a nuestros alumnos.

Personalmente he logrado esa identificación a través de mis proyectos digitales, en este caso, mi Taller Digital, donde cada jueves logro visualizar no sólo como se comunican, también en que participan, crean y generan. Una vez que los conozco, les apoyo conectándolos con referentes que en Chile y el mundo lideran sus intereses, validando sus opciones pero a su vez haciéndolos participes del aprendizaje diario, son los creadores de recursos digitales, los que lideran campañas y apoyan a otros alumnos en su aprendizaje. Me transformo en su coaching educativo.

Este es una vía que me acomoda pero existen infinitas más, tanto como el interés y tiempo docente pueda crear.

La personalización del aprendizaje genera una conexión emocional y vinculación que significa un aporte significativo para los alumnos, quienes se sienten escuchados y validados en lo que los hace únicos e irrepetibles.

El siguiente paso, lógico, es la diversificación del aprendizaje, educar desde las habilidades y competencias personales de los niños, lo que significa terminar con evaluaciones únicas y migrar hacia los proyectos y pruebas diferenciadas.

Cada alumno a su ritmo, cada uno desde sus metas personales, lo que implica para el docente proponer actividades diferenciadas y aprendizajes basados en los intereses de los niños, rompiendo la falacia comúnmente aceptada y que tantos talentos ha aniquilado.

¿Qué lógica existe en que 35 o 45 niños en el aula, aprendan como si fueran uno solo? Ninguna.

Se les condena a un sinnúmero de profesionales cuya misión será “amoldarlos” a un sistema que ya no existe y que es por todos criticado.

Emprender un nuevo viaje es vital, por y para el futuro de nuestros niños, el fin último de los padres y de los profesores aula.

Diferenciar y personalizar es el camino y para ello, la Educación Digital presenta notables ventajas comparativas.

Sólo necesitamos atrevernos. Nuestros niños lo merecen

¿Qué esperamos para comenzar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s