¿Reformando para un alumno que ya no existe? Reforma educativa anacrónica


20140503-083914.jpg

Chile vive un proceso de reforma educativa, desde el Olimpo experto y desde los cálculos sobre cuantos recursos económicos se necesitan para lograrla. Se discute y debate acaloradamente sobre la necesaria reforma tributaria que la solventara.
Sin embargo la gran pregunta que debiese ser central¿ quienes son nuestros alumnos? No existe por ningún lado, probablemente porque quienes lideran el proceso no son profesores y menos tienen horas aula en su experiencia.
Si fueran docentes, reconocerían que nuestros niños cambiaron de piel, tanto como la comunidad a la que pertenecen:
Son hijos de la era digital, inquietos, cuestionadores, hiperactivos, acostumbrados a googlear todo lo que les interesa, trabajan en “colmena” de manera gregaria, comparten todo, pruebas, evaluaciones, actividades, guías. El actual sistema ya no les satisface, no les llama la atención y más bien es un trámite a realizar.
Esta realidad se intensifica en los primeros años y los docentes se enfrentan a un nuevo escenario, desconocido y para el que no están preparados.
¿Cuándo se debatirá sobre formación docente inicial? ¿En qué momento las universidades transformarán las pedagogias para Educar en el siglo XXI? ¿Cuándo se creerá un Ministerio Digital que genere planificaciones donde desde los primeros años se eduque en el desarrollo de habilidades y competencias digitales? Nuestra malla curricular es academicista y las evaluaciones no logran “medir” los aprendizajes que los alumnos viven día a día.
No hay espacio para desarrollar la creatividad y la innovación. Pero sobre todo no hay estrategias para generar un aprendizaje personalizado, nuestros niños han agudizado lo que los hace único, por ende exigen desarrollar sus inquietudes de manera individual. Para un docente 2.0 es fácilmente realizable, el mundo digital entrega estrategias gratuitas y al alcance de un clikeo.
Sin embargo no existe en las propuesta de Reforma Educativa, una mención al cambio de escenario que enfrentarán a los docentes, menos la necesidad de implementar estrategias 2.0, las habilidades y competencias digitales no son implementadas y la gran pregunta que nace de manera lógica, es ¿ reformaremos para un alumno que ya no existe? ¿Inyectaremos recursos en un sistema anacrónico porque no hay voluntad para hacer una reforma real que nivele la cancha? ¿Los mismos de siempre quieren cambios para que la competencia sea real? O sólo un cambio superfluo para generar tiempo y así dilatar lo que soñamos. Ojo que la sociedad cambio y el camino no será fácil sin la voluntad real de transformación.
Educación Digital, educar para el alumno presente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s