Red educando: las redes sociales y el aprendizaje informal


 

 

 educando2

Desde hace años, las redes sociales están transformando la sociedad en la que vivimos, desde la manera de informarnos, organizarnos o aportar a los problemas que aquejan a la comunidad.

 Twitter, Facebook, Instagram, Pinterest, Google + por nombrar algunas, son usadas continuamente por personas de todas las edades, para opinar, dialogar, aportar, crear, compartir.

Más en el caso de nuestros alumnos que nacieron con el celular bajo el brazo, hiperconectados desde que se levantan hasta que se acuestan, incluso restan horas de sueño y más de alguno se amanece jugando o chateando.

Paradójicamente, estas mismas redes,  en el mundo escolar están vetadas y sufren una cruel estigmatización, vistas como distractores, herramientas de sobre exposición o agresividad continua.

 Que duda existe que algo de realidad hay, sin embargo la gran pregunta que nace, es ¿podemos desarrollar habilidades y competencias digitales a través de ellas? La respuesta es obvia, a través de un trabajo sistemático y desde los primeros años.

Trabajar en redes sociales y con ellas, permite:

       Desarrollar eficazmente una comunicación fluida con los niños y jóvenes, entendiendo y validando sus códigos de relación.

       Reconocer su elemento, como diría Ken Robinson, que les apasiona, motiva, la razón por la que pueden pasar horas conectados sin aburrirse ni cansarse.

       Potenciar sus elecciones, ayudándoles a establecer rutas de trabajo, disciplina y generación de objetivos claros, medibles.

       Fortalecer habilidades ligadas a la discriminación de contenidos para que optimicen su tiempo y reconozcan fuentes fiables y las que no lo son.

       Incorporar a los padres, al proceso de aprendizaje, de tal manera que ellos sean co gestores del aprendizaje de sus hijos, asuman el desafío que significa.

       Valorar el conocimiento que nuestros alumnos poseen y que gracias a la Internet y las redes, va en aumento, generando un aprendizaje autónomo.

       Establecer espacios donde los alumnos puedan crear, innovar, desarrollar sus aportes personales, más allá de los contenidos con los que los asfixiamos día a día.

Por último, fortalecer las comunidades de aprendizajes, donde padres, profesores, alumnos, directivos docentes, asumen el reto de trabajar en conjunto, asumiendo cada uno la responsabilidad de aportar al proceso educativo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s