Cuando asumimos el desafío de educar en redes?


20131109-083023.jpg

Nuestros alumnos están enREdados desde que nacieron, no tenían ni el nombre y ya sus padres los habían posteado en Facebook. Hiper conectados, fanáticos del celular, amanecen y se duermen, junto a su teléfono inteligente. Pendientes de la última actualización, publicando imágenes de todo lo que sucede, atentos a la última red, juego, aplicación que les facilite la vida.
Viven en una comunidad digital donde se comparten claves, ideas, proyectos, pruebas, trabajos, lo que existe y no existe lo crean. Chocan continuamente con el sistema tradicional educativo, pues están ávidos de participar, colaborar, aportar.

Críticos por naturaleza, cuestionan un sistema que los obliga a aprender contenidos que ellos con un solo clikeo logran encontrar en la web. Desconocen autoridad vertical impuesta por los docentes, toda vez que en redes, las relaciones son horizontales y cada uno vale por lo que aporta, no por su edad, grupo social o parentesco.

Estigmatizados, por ser desconcentrados, aburridos con facilidad, propensos a las bromas pesadas y sobre expuestos.

No es de extrañar que los reclamos docentes, estén siempre ligados, a la tremenda dificultad, de educarlos en la actualidad. Y como no hacerlo si se intenta educar a una nueva generación como lo hacían nuestros padres.

¿Cuando asumiremos el desafío de Red educarlos?

¿Cuando ingresaremos a la web como docentes, generando contenido, compartiendo experiencias y fortaleciendo la comunicación con nuestros alumnos?

Vivir en redes es un imperativo real, validarse en ellas es casi existencial. Generar un referente donde podamos unir el mundo que viven nuestros jóvenes con el mundo tradicional es vital para seguir liderando los procesos de aprendizaje.

Necesitamos crear estrategias donde nuestros jóvenes encuentren un espacio para desarrollar sus habilidades y competencias. Necesitamos generar nuevas evaluaciones ligadas a la creatividad e innovación.

Debemos potenciar la comunidad de aprendizaje, donde padres, alumnos,profesores, generen proyectos de crecimiento mutuo.

Es necesario formar docentes que estén dispuestos a ser uno entre iguales, a re aprender junto a sus alumnos. Abierto a la critica y la cooperación.

Es necesario educar desde las redes y con las redes. Nos estamos farreando un potencial gigante de trabajo comunitario, estamos dejando en la orfandad digital a cientos de niños que pueden descubrir que no necesitan de un profesor para aprender.

Re plantearse el camino, es vital, elegir una estrategia de acercamiento es imperativo. Red educarnos y perder el miedo a ingresar a un mundo que muda, comparte y genera el mañana es trascendental. Es nuestro deber formar, potenciar las habilidades y competencias digitales que les permitirán responder a los desafíos futuros. ¿No es ese la finalidad última de educar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s