! Tú puedes , la palabra mágica !



“Tú puedes, la palabra mágica”
A lo largo de años de especializarme en la enseñanza de los que llamamos “alumnos difíciles”  o  de alta complejidad,  excluidos del sistema por distintas razones: hiperactivos, críticos, desconcentrados, con  problemas de aprendizaje, bueno una gama tan amplia como creciente en la educación actual, he logrado constatar en la práctica diaria, una serie factores que generan un cambio de actitud en mis alumnos, lo que lleva una mejor autoestima y un mayor rendimiento escolar. Algunos de ellos
son:

a.- Nunca estigmatizar, encasillar, los alumnos están en continuo aprendizaje, equivocarse, errar es parte del crecimiento.

b.- Fortalecer la auto estima, normalmente baja en estos alumnos, con pequeños logros, que en la  medida que confíen en sí mismos, serán mayores y continuos en el tiempo.

c. Entregarles tareas, labores, están ávidos de demostrar que son capaces  de concretizar metas,  de demostrarles a los demás que si pueden!

d.- Crear un ambiente de confianza y fe en ellos, concretizando vínculos afectivos, donde el dialogo y la conversación sean la base del conocimiento.

e.- Darse el tiempo (muchas veces escaso) de conocer sus hobbies, sus talentos, sobre ellos: trabajar, potenciar, reforzar, motivar.

f.- Darles siempre el voto de confianza, permitirles el espacio de demostrar lo que ellos son, premiando la diversidad, la honestidad, el partir de cero, sin la mochila de las malas experiencias anteriores.

h.- Esperar siempre lo mejor. Colocarles metas altas, teniendo la fe absoluta que darán lo mejor de ellos.

i.- Potenciar la solidaridad y el reconocer a los demás, a un hermano. Participando de campañas, visitando, conociendo otras realidades que los enriquecen a ellos y a nosotros.

j.-  Enseñar junto a la sociedad de los derechos, la de los deberes:

A co crear,  generar cambios, aportar, ayudar, dar, amar, participar , opinar ,  responsabilizarse de sus actos y dichos.

Por último y en consecuencia generar la disciplina basada en el amor, el cariño y el respeto. Se puede, en 20 años ejerciendo la docencia, he anotado negativamente a menos alumnos que los dedos de una mano y cada vez que los encuentro, sobre todo a  aquellos que egresaron, siento el mismo orgullo de siempre!

! Tú puedes !

Anuncios

Un comentario

  1. Marcela,
    Muy buen análisis.
    Por experiencia bastante directa comparto lo que expones y te puedo confirmar el daño y fracaso de prácticas atadas a la exigencia desmedida y al no considerar las individualidades.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s